“Así que pasen cinco años”, de gira por España

“Así que pasen cinco años”, de gira por España
28/05/2017 quino

Así que pasen cinco años, coproducción con el CDN, sigue girando por todo el país. Tras arrancar el pasado 10 de febrero en Jerez de la Frontera, en marzo pasar por Zamora y Salamanca, y en mayo por Tenerife, algunos meses después, lo hará en ciudades como Aranda de Duero, Gijón, Sevilla y Santander.

El viernes 22 de abril del pasado año se publicó en Metrópoli, suplemento de El Mundo, la valoración de los 10 mejores espectáculos que en estos momentos pueden disfrutarse en Madrid. Entre el centenar y medio que se dan cita en la capital española, destaca Así que pasen cinco años que ha obtenido el nº 1 en el ranking de la crítica teatral.

El 1 de abril de 2016 vio la luz una nueva versión de Así que pasen cinco años de Federico García Lorca. Este título supone una vuelta a los orígenes de Atalaya, que en 1986 entró de lleno en el panorama teatral español recorriendo con magníficas críticas más de 30 provincias españolas, con su primera puesta en escena de la obra.

30 años después, el equipo de actores al completo de Así que pasen cinco años de Atalaya ha estrenado en el Centro Dramático Nacional. En este montaje confluyen cuatro décadas de actores y muchas promociones de nuestro laboratorio de TNT. El resultado final “no tiene nada que ver” con el primero, gracias también “al poso de la experiencia” de múltiples representaciones y giras por 37 países con obras como Marat/Sade, Madre Coraje, La Celestina o Ricardo III.

La pieza que se estrenó el viernes 1 de abril de 2016 en el CDN de Madrid es, sin embargo, un montaje completamente nuevo, si bien el texto sigue siendo el mismo, con sus misteriosos simbolismos y su típica distribución de la materia dramática en “estampas” oníricas, casi surreales. Una atmósfera mágica y parte de la escenografía con el “Sueño de escaleras” que diría Freud… y que Lorca plasmó.

Esta atmósfera mágica será la que sorprenda a todos los espectadores de Así que Pasen Cinco Años. Todos los que han asistido a las primeras funciones han podido corroborar la emoción y el poder hipnótico que produce el espectáculo.

En la trayectoria de Atalaya, Lorca se ha convertido en “una de las cuatro columnas en las que se sustenta la compañía”. El autor podía haber sido uno de los grandes dramaturgos de la historia para la literatura española y mundial.

Así que pasen cinco años es una de las obras con más magia y calidad poética-onírica del teatro universal. Fue “premonitoria”, ya que Lorca terminó de escribirla el 19 de agosto de 1931 y fue fusilado exactamente un lustro después.

Se dan más premoniciones en el texto: un personaje decía que en cinco años se abriría un agujero tremendo que se nos tragaría a todos. Y cinco años después estalló la Guerra Civil, “no existe en literatura española una obra tan onírica como esta”.

Críticas