Entrevista con Piermario Salerno

Entrevista con Piermario Salerno
06/03/2018 Charo Racero

Piermario Salerno, director del montaje “#LoQueQuiereTodoElMundo”, que se representará el 16 de marzo dentro del ciclo “Ni una menos – Marzo Mes de la Mujer” en el Teatro TNT, nos habla sobre este espectáculo y el vínculo con la mujer. Piermario Salerno nace en Taranto, Italia, pero este actor, profesor y director de teatro se muda a Sevilla donde pone en marcha varios proyectos y colabora con diferentes compañías y realidades, tratando en más de una ocasión temáticas de interés social.

#Loquequieretodoelmundo es una pieza teatral contemporánea que se sirve de pequeñas  escenas enlazadas para hablar del mundo en el que vivimos. Se hace desde una perspectiva desenfadada y sin juzgar a nadie. Se tratan tres grandes temas: las mujeres y su cuerpo, las relaciones amorosas y las redes sociales. Es una obra de teatro gestual donde los actores tienen el reto de comunicar con el público utilizando únicamente cuerpo y palabra.

  • Te incorporas al Ciclo “Ni una menos” de Centro TNT con #Loquequieretodoelmundo en un mes dedicado a las mujeres. ¿Qué papel tienen ellas dentro de tu montaje teatral?

La mujer es el eje central de toda la pieza. La obra se compone de pequeñas escenas donde se afronta el tema de la mujer como objeto, de los conflictos con su cuerpo y de sus relaciones amorosas. Quiero dar una visión esperanzadora, visibilizar lo que está pasando en nuestra sociedad: estamos en un camino hacia el empoderamiento, sobre todo en el caso de la mujer. Pero la lucha para liberarse de las cadenas del machismo no es fácil y no siempre es apoyada por la comunidad; estamos acostumbrados a pensar que el mundo se mueve sobre dos carriles, a relaciones binarias, hombre-mujer, bueno-malo, amor-odio.

  • ¿Crees que el teatro es un arma potente para luchar contra la desigualdad de géneros? ¿Es esa una de las intenciones de tu obra?

El teatro no solamente nos permite luchar contra la desigualdad, sino que crea lazos con la realidad impensables a primera vista. Las artes escénicas no pueden dejar de ser políticas ya que tienen que ver con la implicación y la toma de decisiones de un individuo. Con mostrar la realidad, simplemente, desde las tablas de un escenario podemos plantar la semilla para que la sociedad crezca, evolucione y cambie. Pero hay que tener cuidado en no caer en lo panfletario y simplista.

  • Las redes sociales también adquieren un papel protagonista en #Loquequieretodoelmundo. ¿Crees que la adicción que sufre la sociedad actual hacia ellas podría considerarse un trastorno serio?

Por supuesto. Sobre todo en los últimos años Facebook e Instagram se han llenado de mensajes positivos que, aunque por sí solos son inofensivos, repiten hasta la náusea siempre el mismo mensaje: SÉ FELIZ, SÉ ALEGRE, DEJA ATRÁS TUS PROBLEMAS. Pero a largo plazo esto tiene un efecto devastador sobre nuestra personalidad. Si no aceptamos la tristeza en nuestra vida, si no aprendemos a elaborarla, nos estamos condenando a la insatisfacción. Mucha gente vive en una frustración constante debido a la falsa percepción de que todo su entorno, sus amistades, viven satisfechas de una vida feliz, pero solo en apariencia.

  • ¿Afectan las redes a nuestra personalidad y a nuestra manera de concebir el mundo? ¿Y al teatro?

Las redes nos convierten en un producto. Nos crean el afán de vender nuestra vida, transformarla en un anuncio, ponerle un filtro y meterla en un escaparate. Juegan con una necesidad humana: la aceptación por parte de la comunidad. Mientras más likes o loves recibamos, mejor se siente nuestro ego. Pero en realidad, cada foto, cada estado, cada opinión que lanzamos está destinada a perderse en pocas horas. Esto nos obliga a estar siempre conectados, siempre presentes, siempre disponibles: si no estás continuamente posteando fotos, vídeos, directos, historias o estados, te arriesgas a desaparecer.

  • ¿Qué tipo de amor podrá percibir el espectador en este montaje teatral? ¿Es una crítica constructiva hacia la tradición en las relaciones amorosas?

En la obra se pone en evidencia el ‘amor romántico’, es decir, el modelo de amor y de relación con el cual nos bombardean las películas y las canciones, que son un producto del machismo y uno de los pilares de la desigualdad de género. Es un amor entendido como ‘posesión’ y que condena a los que lo viven a cargarse de una serie de idealizaciones imposibles de llevar a cabo. Lleva al extremo algunos aspectos de una relación y termina por convertirlos en tóxicos. A menudo, los acosadores o los asesinos se defienden diciendo que han actuado por “amor”.

  • Los actores que conforman #Loquequieretodoelmundo vienen de vertientes teatrales bastante distintas entre sí. ¿Qué problemáticas y beneficios habéis encontrado durante los ensayos a raíz de esa diferenciación?

Creo que desde un principio hemos podido disfrutar de la increíble riqueza que ofrece un grupo tan heterogéneo. Las actrices y los actores vienen del teatro físico, del clown, del teatro social, del teatro de texto, de la danza e incluso del psicodrama. Ninguno de ellos ha intentado resaltar o imponer su propio lenguaje sobre los demás. La gran habilidad que juntos hemos desarrollado es la de ser capaces de transitar de un estilo a otro sin que esto resulte agresivo o desencaje de ninguna manera. El teatro gestual, en este caso, ha sido un puente para que todo el mundo pudiese entender a los demás y encontrar un lenguaje común.

  • ¿Qué es exactamente el teatro gestual?

Es una manera de acercarse a la creación teatral, en el cual el elemento fundamental es el cuerpo del actor y la comunicación que este mantiene con el público.

  • ¿Cree que es más complicado llegar al espectador a través del teatro gestual? ¿Qué respuesta espera del público?

Al contrario. El cuerpo humano es un medio mucho más universal que la palabra. Es más probable que en escena el espectador se sienta identificado con lo que el actor hace con su cuerpo y no con las palabras del texto. Estamos acostumbrados a pensar en el teatro como una página escrita, y, a menudo, nos olvidamos que encima del escenario se mueven cuerpos. El cuerpo es lo que todos los seres humanos tienen en común y con lo que un espectador se va a identificar con más facilidad.